Share
Una mujer boricua es secuestrada y asesinada en Florida

Una mujer boricua es secuestrada y asesinada en Florida

Una mujer boricua es secuestrada y asesinada en Florida

Una mujer puertorriqueña fue asesinada el domingo en el estado de Florida tras haber sido confundida por los responsables.

La víctima, identificada como Janice Marie Zengotita, fue secuestrada por dos individuos contratados por Ishnar López Ramos, de 35 años, y natural de Puerto Rico. Ésta quería matar a la mujer que, supuestamente, mantenía una relación romántica con su compañero consensual. 

Los encargados de cometer el asesinato fueron identificados como Glorianne Quinones y Alexis Ramos, también puertorriqueños.


Los tres sospechosos fueron trasladados a la cárcel del condado Osceola. (Suministrada)

Según se desprende de la investigación, aunque los responsables se dieron cuenta que Zengotita no era la mujer que buscaban, siguieron con su plan de asesinar a la mujer.

Russ Gibson, jefe de la policía del condado Osceola, informó que los individuos ataron a la víctima con corbatas y le colocaron bolsas de basura en su cabeza hasta que ésta murió asfixiada.

Posteriormente, el cuerpo fue arrojado a unas 91 millas del lugar en donde se cometió el crimen.

Los tres sospechosos se habían mudado a la Florida desde Puerto Rico en diciembre. 

Trío boricua podría enfrentar la pena de muerte

Hasta el momento este caso reúne todos los agravantes que estipula el estatuto de Florida para que la fiscalía pueda solicitar la imposición de la pena de muerte.

“Son americanos y serán juzgados bajo la ley de Florida, y es mi opinión que la fiscalía pedirá la pena de muerte pues este caso, si lo que ha trascendido se sostiene, fue premeditado, no tenía justificación y fue cruel. Es decir, que cumple las razones para que se pida la pena capital”, sostuvo Anthony Suárez, saliente presidente de la Asociación de Abogados Puertorriqueños de la Florida y profesor de Leyes en Florida A&W University.

Estos agravantes aparecen en el estatuto de la Florida número 921.142, sección G, 1,2, 3h, 3i y 3j, explicó.

De ocurrir, la discusión sobre la imposición de la pena capital ocurre en momentos en que la Fiscal de la Corte de Florida, Aramis Ayala, había expresado que no buscaría imponer la pena de muerte a nadie en este estado, declaraciones que la llevaron a un choque frontal con la administración del gobernador Rick Scott, quien cree en el cumplimiento de ese estatuto.

De hecho, la controversia llegó al Tribunal Supremo, foro que falló a favor del gobernador Scott y validó su derecho de quitarle a Ayala casos de pena de muerte para asignarlos a otros fiscales.

Este crimen ocurre en momentos que la zona central de Florida se ha convertido en un refugio para miles de puertorriqueños que, huyendo de los inconvenientes que el huracán María dejó en la isla, han optado por trasladarse al estado sureño temporera o permanentemente.

“Este caso puede lacerar la imagen de los puertorriqueños en la comunidad de Florida. Es algo muy lamentable y negativo”, agregó Suárez. 

Leave a Comment